Entrada destacada

Libros desde 0,99€ de Juan Carlos Pazos

https://www.amazon.com/author/ juancarlospazosrios

domingo, 27 de noviembre de 2016

Crítica de "La llegada" ("Arrival")



 Amy Adams

El lenguaje es nuestro o somos simples bártulos de lo que ese mismo lenguaje expresa a través de nosotros. ¿Qué fue antes el huevo o la gallina? Es el mundo más allá del tiempo lineal nuestro verdadero Dios. Son  grandes temas que aborda elegantemente esta película. “La Llegada” supone un soplo de esperanza, una burbuja de oxígeno y una revitalización de la fe en un género, el de la ciencia-ficción, que a pesar de los avances en efectos especiales, se encuentra devaluado.

Para los que esperen  algo parecido a "Indepence Day" (había en el cine donde la vi una pareja con un niño de nueve años, claramente todos defraudados),  mi consejo es que huyan de esta película, les puede dar un colapso o algo peor; quizás, como mal menor, puedan  salir descolocados, traspuestos, por la imprevisibilidad de la propuesta.

De menos a más usando un fantástico recurso del que otros han abusado siempre: los flash backs. Es a través de un lento avanzar comunicatico como descubriremos la profundidad del personaje interpretado por Amy Adams, la lingüista Louise Banks, quien es reclutada por el coronel Weber (Forest Whitaker), para tratar de comunicarse con los inesperados visitantes. De camino, conoceremos al físico Ian Donnelly (Jeremy Renner), que será el otro miembro que dirigirá junto con la lingüista el equipo para llegar al entendimiento.

Denis Villeneuve es un director canadiense que en muy poco tiempo y película tras película ha ido forjándose una carrera de lo más sólida repleta de thrillers. Estamos hablando de señoras películas como Prisioners, Enemy y la reciente Sicario. Con  "La llegada" ha adaptado un relato corto de Ted Chiang (que colabora en el guión) con un potencial tan grande como el mismo universo.  "La Llegada" es diferente, muy diferente a lo que se ha visto últimamente, en el mejor de los sentidos.La llegada 
En la trama se juntan dos formas de relato que aparentemente se contraponen, uno de forma lineal, con un principio y un fin y el otro (alienígena) circular sin fin, por el que se crea un conflicto universal, de entendimiento, de comprensión. Pero en el fondo se plantean lo mismo, las mismas y eternas preguntas ¿Quiénes somos y qué hacemos aquí? La cosmogonía de una angustia existencial, traumática, donde lenguaje científico (matemáticas) y la lengua que no es traducible (canguro) se repiten de forma permanente.

La llegada es una experiencia audiovisual total. Consigue trasladar al público a una vivencia especial, a un encuentro extraterreste, y lo logra apelando a una de las cualidades -la más importante-, que posee el espectador: La inteligencia. El guión, la trama, el director y los actores respetan al auditorio. No dan gato por liebre. No utilizan sucios trucos. Es más, exponen las claves abiertamente y no se esconden nada que provoque el rechazo.

La película cuenta con una protagonista extraordinaria; es en lo discreto, lo mesurado, lo sutil, lo que no está dicho, donde Amy Adams saca de la manga  un personaje memorable. Excelente  también la banda sonora de Jóhann Jóhannsson que impacta en determinados momentos ante la presencia de los extraterrestres, la delicada fotografía de Bradford Young y el buen guión de Eric Heisserer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario